viernes, 16 de agosto de 2013

EL PELIGROSO JUEGO DE LA CORPO



16-8-2013
El peligroso mensaje que instala Nelson Castro
El médico y periodista de TN trazó anoche en televisión un diagnóstico sobre la salud de la Presidenta. Campaña de ataques a la investidura presidencial en tiempos electorales. La responsabilidad de los dirigentes políticos.

Medio:
Autor:

El periodista Nelson Castro trazó anoche un diagnóstico médico por TV. Aseguró que Cristina Kirchner “perdió la calma y el equilibrio”, detalló que se encuentra “alterada emocionalmente" y que padece un síndrome denominado “Hubris”. Pero fue más allá: afirmó que los médicos que la atienden están "preocupados" por este delicado cuadro. Marcelo Bonelli describe a Cristina Kirchner en la edición de hoy del diario Clarín como una mandataria inestable y con ataques de furia. Ricardo Roa, editor de ese diario, sostiene que la Presidenta gobierna “sedada”. Eduardo Van Der Kooy comparó sus aptitudes con las del ex presidente Fernando De la Rúa y pronosticó un estallido como el de 2001. Apoyada en los editorialistas, la ex senadora nacional Hilda "Chiche" González de Duhalde puso en duda la preparación de las mujeres para la política. Al referirse a la jefa de Estado en una nota con Radio Mitre, evaluó que "está atravesando un proceso de desequilibrio". La batería de ataques ocurrió en la última semana. Pero son mondeda corriente. Dos meses atrás, en una editorial titulada "1933", el diario La Nación comparó al Gobierno de Cristina Kirchner con el nazismo. El Grupo Clarín ya habla de “transición” y de "caos" tras unas elecciones primarias que recién definen candidatos para las legislativas de octubre. La embestida contra la investidura presidencial aumenta en tiempos electorales. Términos como “autoritaria”, “vengativa”, “cínica” y hasta "mafiosa", son asociados diariamente a la mandataria en los medios de comunicación. Agotada la comparación con Hitler, las juventudes hitlerianas y el Tercer Reich, los dirigentes políticos ya salieron a copiar el nuevo libreto que bajan las corporaciones. El primero que sorprendió fue el médico y líder del FAP, Hermes Binner. Apuntó contra Cristina y dijo que "necesitamos una persona equilibrada". Creer o reventar, utilizó iguales palabras sembradas el día anterior por el doctor Nelson Castro en su programa de Todo Noticias. La traducción que no se animan a hacer deja un peligroso mensaje: la Presidenta de la Nación está "desequilibrada" y con problemas psiquiátricos. Ya parece poca cosa criticar una política de Estado como la recuperación de YPF, un proyecto de ley o la militancia de una fuerza política. Ahora "operan" sobre la gobernabilidad de un país que cumplió 30 años de democracia. Dicen que compiten por una elección legislativa, pero en realidad, están jugando con fuego.

http://www.diariopulse.com.ar/ver_nota.php?id=1376670414637-2013-8-16