jueves, 4 de julio de 2013

Aspartamo o Aspartame de Monsanto: Desde Convulsiones a cáncer



Si una corporación como Monsanto inventó, los transformadores de PCB (cáncer y tumores), el DDT (cáncer y tumores), el Agente Naranja (cáncer, tumores y SIDA), y un edulcorante que produce terribles daños neurológicos provocando, como mínimo: Ceguera, visión borrosa, dolores de cabeza, y convulsiones. ¿Por qué tenemos que creer que el glifosato, un herbicida creado por la misma corporación criminal, es bueno y saludable?.

Todos los productos arriba mencionados, incluyendo al glifosato (para los campos RoundUp Ready), producen: Abortos, malformaciones fetales, resistencia a los antibióticos, cáncer, tumores, mutación de la flora intestinal, e infertilidad.

¿Entonces?, pregunto otra vez: ¿Por qué tememos que confiar en Monsanto, Cargill y demás compañías que fabrican o utilizan estos productos tóxicos? Los efectos adversos que producen están certificados por biólogos moleculares, médicos, agrupaciones cientificas independientes e incluso la FDA...

Otra vez Coca Cola y Pepsi encabezando la lista de alimentos genocidas.

(BWN Argentina) El aspartamo o aspartame (creado por Monsanto), un edulcorante artificial conocido comercialmente como NutraSweet, Equal y Spoonful, que se infiltró en el mercado mundial y llegó a ser casi tan ubicuo como el azúcar que pretende sustituir. Este químico se encuentra en muchos productos comestibles, sobre todo en las bebidas gaseosas, los caramelos, jugos, e incluso la goma de mascar. El Aspartame o Aspartamo ofrece una dudosa opción proclamando bajos contenidos grasos, bajas calorías y que reemplaza el azúcar. Por este motivo atrae muchos diabéticos y personas que buscan bajar de peso.

Curiosamente, se demostró que los productos dietéticos con aspartamo contribuyen a la ganancia de peso, y se descubrió que los componentes del aspartame son peligrosamente tóxicos.

¿Por qué entonces, a pesar de los numerosos estudios llevados a cabo sobre esta sustancia y que demuestran sus efectos secundarios dañinos, el Aspartame es aún considerado seguro para el consumo humano?

Entrevista con Russell Blaylock

En una entrevista realizada por Betty Martini y Jon Baum a través de Personal Achievement Radio, el Dr. Russell Blaylock, neurocirujano respetado y autor del libro "Excitotoxinas: el sabor que mata", habló sobre las excitotoxinas y compartió sus pensamientos sobre la peligrosidad del aspartame.

El Dr. Blaylock indica que las excitotoxinas son sustancias que excitan las células cerebrales o neuronas hasta el punto del agotamiento y la muerte. Normalmente, estas sustancias actúan como transmisoras, siendo el flujo que permite la interacción entre las células cerebrales.

Sin embargo, estos compuestos son tan perjudiciales para la salud, que ciertos mecanismos del cuerpo los mantienen en bajas concentraciones. Cualquier estimulo que altere o aumente estas sustancias puede causar neurodegeneración, degeneración de la médula espinal y el cerebro.

Cabe señalar, que las excitotoxinas se encuentran normalmente en sustancias vegetales pero en su mayoría, en los aditivos alimentarios.

Uno de los componentes de Nutrasweet o aspartamo es el ácido aspártico, una potente excitotoxina similar al glutamato. Asimismo, otro de sus ingredientes es la fenilalanina, un aminoácido y neurotoxina conocido por causar convulsiones.

El Dr. Blaylock enfatiza que lo más peligroso del aspartamo es que contiene tres neurotoxinas: El ácido aspártico, la fenilalanina y el metanol.

El metanol es una poderosa neurotoxina cuya exposición ha sido apenas permitida por la EPA: En niveles mínimos para los alimentos y para su exposición ambiental. Nutrasweet, sin embargo, proporciona a cualquier consumidor, siete veces más cantidad de metanol que los niveles permitidos por la EPA. El metanol en el edulcorante produce ceguera y destrucción celular en el cerebro y la médula espinal, en particular afectando los nervios ópticos.

El ácido aspártico, por otro lado, produce excitación celular. Es una excitotoxina que causa la muerte celular en el cerebro y afecta de manera significativa la evolución neuronal en los niños, dando como resultado cambios de comportamiento e incluso hiperactividad. Asimismo, la fenilalanina, como el ácido aspártico, también puede alterar el desarrollo cerebral durante la formación del feto y crear una disminución del umbral convulsivo.

La fenilalanina y ácido aspártico son neurotoxinas ampliamente conocidas, y de acuerdo al Dr. Blaylock, mezclar estos tres venenos en una sola substancia es directamente inconcebible.

El marketing de la muerte.
NutraSweet ofrece sus jeans para chicas y hombres delgados.

Efectos secundarios neurológicos tras el consumo de Aspartamo.

Hoy en día, el aspartamo se encuentra en más de 6.000 productos y es consumido por al menos 250 millones de personas de todo el mundo. El Aspartame ha producido más reportes sobre efectos adversos a la FDA, que todos los aditivos alimentarios restantes juntos. En 1988, el 80 por ciento de las quejas a la FDA sobre aditivos alimentarios fueron producidas por el aspartamo. Luego de más de 8.000 quejas sobre los terribles trastornos que causa el Nutrasweet, la FDA publicó una lista de 92 efectos secundarios asociados con el consumo de aspartamo.

Esto es sin tener en cuenta otros hallazgos que evidencian que el aspartame puede causar:

*- Destrucción de la función renal - En un estudio realizado por científicos del Hospital Brigham and Women's en Boston, se descubrió que las personas que beben más de dos bebidas endulzadas artificialmente por día aumentan su riesgo de "Deterioro Renal Rápido".

*- Dolores de cabeza o migrañas - En un estudio publicado por he Journal of Head and Face Pain, se descubrió que la ingestión de aspartamo por parte de aquellos que sufren migrañas provoca un incremento significativo en la frecuencia del dolor de cabeza.

*- Provoca aumento de hambre y subsecuente gordura - En un artículo publicado por el University of Texas Health Science Center, se reveló que el consumo de refrescos "sin azucar" (con Aspartame) se relaciona directamente con el sobrepeso u obesidad.

*- Aumento del riesgo de parto prematuro - En un estudio financiado por el Centro para la Programación Fetal, División de Epidemiología (Center for Fetal Programming, Division of Epidemiology), se halló una conexión entre el consumo de bebidas carbonatadas artificialmente y un mayor riesgo de parto prematuro (Coca Cola - Pepsi).

*- Ataques cerebrales y convulsiones - Ya en 1987, un estudio realizado por Timothy Maher y Richard J. Wurtman, probó que el aspartame induce convulsiones.

*- Cáncer - En un estudio muy reciente realizado por el Instituto Ramazzini, se descubrió que el aspartame es un agente cancerígeno múltiple pudiendo provocar: cáncer de pulmón e hígado.

¿Por qué sigue siendo legal?

Las leyes deberían estar destinadas a proteger a las personas de cualquier daño, pero la FDA continua ignorando años de investigaciones que evidencian los efectos negativos de aspartamo, y sigue declarando que el aspartamo es seguro para la salud.

La FDA es un apéndice de la Organización Mundial de la salud, y trabaja en forma conjunta con los CDC. Por ende, sus aseveraciones son tomadas como ciertas, principalmente, por los gobiernos del tercer mundo. Y esto sugiere otra pregunta: Ante semejantes evidencias sobre corrupción e incoherencias no solo en este organismo sino también en los demás: ¿Por qué los ministros de Salud siguen obedeciendo a la OMS como si fuera una biblia medica?

Este edulcorante artificial vendido abiertamente en el mercado es el causante de muchos trastornos de salud que están registrados, y nunca fue probado en humanos siguiendo el protocolo legal antes de su aprobación.

Actualmente, los seres humanos somos sujetos involuntarios de un gran experimento, cuyos resultados han sido predichos por la forma cuestionable mediante la cual fue legalizado este aditivo. Ya es tiempo de no confiar en el gobierno, o los gobiernos, o las instituciones de salud, y de que generemos un pensamiento propio, critico. Es hora de entender que tenemos elección y que si no estamos satisfechos, podemos elegir no ser víctimas.

(NaturalNews)
Diego Ignacio Mur
BWN Argentina