lunes, 15 de julio de 2013

USA: LA MUERTE GOZA DE BUENA SALUD

El desastroso modelo sanitario privado estadounidense

 
 
 
 
 
 
3 Votes

sanidad publica SANIDAD PRIVADA privatizacion recorteLos EEUU son el país del mundo que más dinero per cápita gasta en sanidad y por el contrario carece una cobertura universal de salud. Y sin embargo estos altos costos no se traducen en mejores estadísticas sanitarias. Esta semana la prestigiosa revista “Journal of the American Medicine Association” ha publicado un demoledor estudio comparativo (realizado por cientos de investigadores pertenecientes a 61 entidades diferentes) sobre el estado de la sanidad en EEUU durante las dos últimas décadas.
En dicho estudio se han analizado las estadísticas sobre enfermedades y factores de riesgo sanitarios en los Estados Unidos desde el año 1990 hasta el 2010 y estos datos se han comparado con los respectivos de otros 34 países de la OCDE. Aunque la esperanza de vida en general ha aumentado poco a poco en los EEUU, este aumento ha sido mucho más lento que para muchos de los otros países de la OCDE. Si se comparan los datos para las 25 causas más habituales de enfermedad y/o muerte tal y como se muestra en el siguiente gráfico
ocde ranking sanidad health
Los EEUU se encuentran por debajo de la media de los 34 países de la OCDE en 15 de las 25 categorías analizadas, ubicándose en muchas de ellas en las últimas posiciones junto con países de Europa del Este, Méjico o Turquía, naciones todas ellas que invierten cantidades de dinero infinitamente menores en la salud de sus ciudadanos. Incluso en las comparaciones con estos países, EEUU sale muy mal parado puesto que únicamente en una categoría se encuentra por encima de la media, mientras que Polonia tiene tres, Eslovaquia y Hungría cinco, Estonia seis, Turquía siete y México nueve. Al comparar los datos de 1990 con los del 2010 entre las diferentes naciones de la OCDE, los EEUU ha bajado entre 5 y 9 puestos para diversas medidas de la mortalidad en las diferentes categorías.
Finalmente, en esta comparativa España se encuentra en la parte alta de la tabla con países como por ejemplo Suecia, Suiza, Australia, Noruega o Japón, naciones todas ellas que dedican mayor cantidad de recursos per cápita a la salud que nosotros. Así entonces, además de la posible influencia de otros factores: genéticos, la famosa dieta mediterránea, el estilo de vida, etc estos datos demuestran la calidad de la actual sanidad pública española, aún cuando todos nuestros actuales gobernantes nos está asegurando de forma machaconamente continua que es cara e ineficiente y que es necesaria su “reforma” para que las grandes multinacionales del sector (las mismas por cierto que son responsables de la carísima y mediocre sanidad privada norteamericana) “optimicen, abaraten y mejoren” un sistema que ya es de por sí bueno. Eso sí a cambio de que luego esos mismos consejeros de Sanidad como Lamela o Güemes acaben tras finalizar su etapa pública trabajando para las mismas empresas a las que han favorecido con las privatizaciones.