miércoles, 3 de julio de 2013

Buzzi y compañía, con denuncia penal

UN ABOGADO SE PRESENTO A LA JUSTICIA POR SUPUESTAS MANIOBRAS DEL TITULAR DE FEDERACION AGRARIA


La supuesta venta irregular de un cupo de 50 mil toneladas de trigo por parte de empresas ligadas a la Federación Agraria desató una investigación judicial. Se investiga a su presidente y a otros directivos por evasión y lavado. El caso lo reveló Página/12 en el verano.
 Por Sebastián Premici
El titular de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, fue denunciado penalmente por posible evasión tributaria y complicidad en el lavado de activos. La acusación fue formulada por el abogado Hugo Scarzi, a raíz de una investigación publicada por Página/12 el 13 de enero de este año. La investigación, que está a cargo del fiscal federal de Rosario Juan Murray, apunta a dilucidar qué ocurrió con la venta de un cupo de trigo por 50.000 toneladas, operación por la cual Federación Agraria, junto con la corredora Federar, que operaba a cuenta y orden de la entidad gremial desde 2006, obtuvo supuestamente una ganancia no declarada producto de una transferencia de recursos de los productores hacia sus propias arcas. También fue denunciado penalmente Fabián Tenaglia, gerente de FAA, dueño de Federar y de otras empresas que resultaron “beneficiadas” con ese cupo de 50.000 toneladas.
Luego de la publicación realizada por este diario, Tenaglia “renunció” a la entidad y su corredora dejó de operar con FAA. El otro involucrado es Omar Barchetta, ex vicepresidente de FAA y actual diputado por el FAP. El fiscal Murray dio parte de la investigación a la Procuraduría Adjunta de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), a cargo de Carlos Gonella, quien ya firmó el acuerdo de cooperación con la fiscalía.
“Tenemos que aproximadamente 1,4 millón de dólares podrían haber ingresado a la economía formal o al mercado financiero, posiblemente incumpliendo con el pago de las cargas impositivas a nivel nacional en franca violación del Régimen Penal Tributario, y en franca violación de la ley de Lavado de Activos (...) Es inevitable tener en cuenta que los posibles autores de las maniobras desplegadas, en forma organizada y con permanencia temporal se valían de parte de la estructura institucional y centenaria de la FAA”, advierte la denuncia formulada por Scarzi.
El vínculo entre Federación Agraria y Federar nació entre 2006 y 2007, a partir de la firma de un convenio privado entre ambas partes. La empresa de Fabián Tenaglia, que antes se llamaba Marsili y Tenaglia Compañía de Granos SRL, le alquiló la corredora a FAA, algo que sería incompatible con la actividad del corretaje. El domicilio fiscal de Federar es el mismo que el de la Federación Agraria (Corrientes 791, piso 3). Según puede leerse en la Memoria y Balance 2007-2008 de FAA, junto a Federar ofrecerían un “servicio en apoyo a las cooperativas adheridas y afiliadas a FAA, ya sea para el corretaje de granos o la distribución y venta de insumos”.
La denuncia penal está centrada en un negocio que ocurrió entre julio y agosto de 2011. En febrero de ese año, el Ministerio de Agricultura, a cargo de Julián Domínguez, había dispuesto la apertura de un millón de toneladas de trigo de baja proteína a través de la resolución 62/2011. El 14 de julio de ese año, esa cartera dictó otra resolución (610/11) que modificó las condiciones de calidad del trigo a exportar para poder incluir una mayor cantidad de productores. De ese cupo, hubo una partida exclusiva para la FAA.
Según la entidad que preside Buzzi desde hace 14 años, quien acercó el negocio de las 50.000 toneladas a los productores fue la exportadora CHS, y no el tándem FAA-Federar. Sin embargo, el ex subsecretario de Agricultura y actual subsecretario de Agregado de Valor, Oscar Solís, confirmó a Página/12 que fue Omar Barche-tta quien presentó una nota ante el ministerio para solicitar un cupo exclusivo de 50.000 toneladas. Curiosamente, esa nota no aparece en los registros del ministerio. Este diario también consultó con la empresa exportadora, donde ratificaron que el negocio fue acercado por FAA-Federar.
¿Cómo fue la operatoria? Las primeras 25.000 toneladas de ese cupo fueron vendidas entre el 20 y 21 de julio de 2011. El tándem FAA-Federar pagó por ese cupo entre 190 y 195 dólares por tonelada, cuando el precio internacional de venta era de 220 y 226 dólares por tonelada. La diferencia entre el precio internacional y lo realmente pagado a los productores fue de 824.770 dólares. En un primer momento, Tenaglia le había dicho a este diario que Federar pagó una comisión del uno por ciento a CHS por toda la operatoria. Y otro uno por ciento de comisión fue para la FAA. Sin embargo, desde la empresa exportadora indicaron a este diario que no cobraron ninguna comisión. “La venta de ese trigo no fue ningún negocio para CHS, fue más bien un favor”, indicaron desde la compañía.
Desde el momento en que se firmó el convenio privado entre Federación Agraria y Federar, Buzzi se encargó de comunicarles a los productores que la mejor opción para colocar sus granos era a través de dicha corredora. El productor Horacio Peroni, titular de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Armstrong Ltda, ratificó a este diario que el precio del trigo fue pautado con FAA-Federar, y que el precio recibido por los productores fue menor al que podrían haber recibido (valor internacional), aunque la oferta era mejor que lo que pagaban las multinacionales.
En las Memoria y Balance de FAA entre 2006 y 2010 la entidad menciona su vínculo con Federar. Sin embargo, en el Balance 2011-2012, que corresponde al período en el que fue realizada la operatoria con el cupo otorgado por el Gobierno, no hay registro alguno de Federar.
Si bien Página/12 reconstruyó cómo fue la operatoria por las primeras 25.000 toneladas de ese cupo, desde CHS confirmaron que se logró vender la totalidad del trigo. Por lo tanto, la ganancia de FAA-Federar habría sido mayor a la publicada por este diario. La exportadora CHS no volvió a realizar ningún negocio con Federar.
spremici@pagina12.com.ar