miércoles, 5 de junio de 2013

EL NO AL ALCA COMO ESTRATEGIA DEL BRASIL

Lula Da Silva resaltó importancia de un modelo de desarrollo opuesto al ALCA

El expresidente de Brasil, Luiz Innácio Lula da Silva, de visita en Perú destacó la importancia de haberse opuesto al avance del Acuerdo de Libre Comercio (ALCA) en América de Sur, priorizando durante su mandato las relaciones con Sudamérica y África. teleSUR
El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, señaló la significación de mantener una forma propia de desarrollo y comercio opuesta al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), durante su alocución en el foro 10 años de la Alianza Estratégica Brasil-Perú (2003-2013) en Lima, Perú.
Lula da Silva destacó los efectos positivos de la Alianza Estratégica suscrita entre Brasil y Perú hace diez años, para el comercio bilateral y regional de ambas naciones. Asimismo reiteró su rechazo al proyecto que plantea el ALCA.
“Sé cuánto me criticaron cuando decidí anunciarle al mundo, durante una campaña electoral, que nosotros no permitiríamos que el ALCA se implantara en América del sur y que iríamos a construir nuestra propia forma de organizar nuestro comercio y nuestro desarrollo”, recordó el exmandatario.
En ese sentido, manifestó que las oportunidades de inversión y comercio dentro de “América del sur no existían, ni América, no existía África ni los países árabes, yo creía que sí se podía cambiar la geografía comercial y política del mundo si creíamos en nosotros mismos, pero no era un discurso fácil”.
El brasileño indicó que, siguiendo este criterio, el país que gobernaba “priorizaría la relación con países suramericanos. En segundo lugar priorizaría las relaciones de Brasil con África”.
En el 2003, al inicio de su mandato, Lula da Silva visitó Perú para suscribir esta Alianza Estratégica entre los dos países. Lo que confirmó la política de acercamiento a naciones vecinas como prioridad que concedió su gobierno, y que prometió durante su campaña electoral.
Para ese período, la élite brasileña se mostró escéptica respecto a cuán provechosa podría ser la cohesión “entre dos países pobres”, en términos económicos y comerciales.
Un año después de este evento, el presidente venezolano Hugo Chávez instauró en La Habana la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), basada en la integración justa del comercio regional.
teleSUR-Andina-La República/bm-GP