domingo, 2 de junio de 2013

EL SAINETE DEL PAYASO SANATA

El Grupo Clarín se negó a presentar pruebas en la investigación de la causa Báez

Casanello y Marijuan reclamaron en cuatro oportunidades a ARTEAR el envío de los crudos de las entrevistas a Fariña y Elaskar, además de los originales de la documentación difundida. Sólo llegaron los programas y fotocopias. 

1 2 3 4 5
Info News
Info News
Info News

El Grupo Clarín se negó a entregar pruebas a la justicia. En sí, la noticia no debería llamar la atención si se tienen en cuenta los antecedentes del holding que dirigen Héctor Magnetto y sus socios, ya que en más de una ocasión impusieron sus propias reglas para avanzar con sus intereses. Es válido recordar –y vale de ejemplo en estos días de democrática e intensa vitalidad del gremio de prensa en plena negociación paritaria– cómo el "Estado Clarín" ignoró o vulneró durante años cuanta norma vigente hubiera sobre la libre organización gremial de sus trabajadores; eso, claro, sin rememorar la sociedad que mantuvieron con el terrorismo estatal. Por entonces, el Estado aplicaba en los camastros de tortura y a picanazos lo que el combo exterminador cívico-militar entendía por justicia. Viejas mañas de los acunados en la impunidad.
En 2013, lo novedoso es la saga de negativas o indiferencia a la requisitoria judicial que mantiene el Grupo cuando de las usinas del propio multimedios se generó el tema. En algún punto, parece que buscasen ridiculizar a los funcionarios de la justicia que le reclaman pruebas a ARTEAR SA, léase Canal 13. 
Se repiten los escritos que señalan "tenga a bien aportar al tribunal" las medidas requeridas. El juez federal Sebastián Casanello y hasta el fiscal Guillermo Marijuan debieron insistir con su reclamo. 
Una, dos, tres, cuatro veces… y nada. 
¿Qué le pide la justicia al holding? El crudo de las entrevistas a Leonardo Fariña y Federico Elaskar que emitió el ciclo dominical Periodismo para Todos, de Jorge Lanata. 
El crudo es el material que no fue intervenido por la edición antes de ser emitido.
Fariña, en tanto, es el supuesto arrepentido que volvió a supuestamente arrepentirse, que primero apuntó contra su supuesto ex empleador, el empresario patagónico Lázaro Báez, que supuestamente tiene un montón de billetes de 500 euros que lleva y trae en aviones privados entre los confines del país y la ciudad capital, en unos bolsos que se pesan y que después o los sacan de la Argentina hacia algún remoto paraíso o los esconden en unas bóvedas, que al parecer, abundan en la región patagónica desde siempre pero que recién ahora le llamó la atención, por caso, a un ex funcionario santacruceño que se apellida Arnold, que trabajó durante unos años de vicegobernador de esa provincia, junto a un dirigente de trascendencia nacional que murió hace más de dos años, y por lo tanto, según confirma el devenir de la ciencia y de la humanidad, no puede defenderse. Un tal Néstor Kirchner.
Entonces, Casanello y Marijuan esperaron el crudo de la cámara oculta a Fariña, y de la entrevista a Elaskar, que dijo en su momento, antes de decir lo contrario, que Fariña había sido su socio, que era algo así como el valijero vip de Báez, que lo traicionó, y que después otros lo amenazaron de muerte a él, a Elaskar, para arrebatarle la financiera SGI, que llaman ingeniosamente La Rosadita. Por esta supuesta amenaza que le habría propinado el ex contador de Báez, Daniel Pérez Gadín, la jueza de instrucción Gabriela Lanz llamó a indagatoria al empresario santacruceño, dueño de Austral Construcciones. Entonces, en su irrupción televisiva, Elaskar habló del despojo de su empresa bajo coacción, un duro apriete. Parece paradójico que algo así se diga desde la pantalla de uno de los dueños de Papel Prensa que está acusado de haber participado del despojado de las acciones de esa empresa a la familia Graiver en las mazmorras de Camps. Presunto delito de lesa humanidad, le dicen. 
Elaskar recordó, ante las cámaras de Magnetto, que su financiera funcionaba en un edificio de Puerto Madero que al parecer, según un informe televisivo, el sólo hecho de vivir, trabajar o pernoctar en el lugar podría convertir a cualquier mortal en cómplice o sospechoso de delitos muy graves. Entre ellos, obviamente, el de paseador y pesador compulsivo de billetes de 500 euros, algo así como un hobby delictual, ya que si no están declarados ante el fisco esos miles y miles de billetes, la maniobra configuraría una acción punible como indica la ley. 
Pero para confirmar algo así, por caso, la justicia debería poder acceder a la mayor cantidad de pruebas que los denunciantes pueden presentar y el Ministerio Público Fiscal y su Señoría recabar. Entonces sí, más allá de la justicia catódica, la justicia de la "vida real" (a decir del célebre analista de medios y política, el pequeño Agustín que esta semana finalmente conoció a la presidenta) podrá determinar la culpabilidad de Báez en los delitos que se le imputan. O reconocer su inocencia. El debido proceso, que le dicen
Tan sencillo como eso. 
Pero con pruebas. 
Por eso en su primer escrito del 18 de abril –cuatro días después de la emisión de la primera entrega de PPT con Fariña y Elaskar; unas 48 horas más tarde de que Jorge Rial tuviese en vivo en América TV, en el piso de Intrusos, a Fariña; y 24 horas después de que Elaskar fuese entrevistado por Rolando Graña, en A24– el juez Casanello, "de acuerdo a lo solicitado por el Ministerio Público Fiscal", requiere pruebas e información de los arrepentidos que se volvieron a arrepentir, a la AFIP, a la Unidad de Información Financiera (UIF), al Banco Central, a la Inspección General de Justicia (IGJ), a la Caja de Valores SA, a la Dirección Nacional de Migraciones y a América TV SA y Artear SA. 
En el caso de ambos canales se detalla: "Hágase saber a las firmas mencionadas que los requerimientos que anteceden, se efectúan con la salvedad de aquello que pudiera afectar el secreto de las fuentes de información periodística (…)" El escrito lleva las firmas del fiscal que subrogó a Marijuan, de licencia por esos días, Ramiro González, y la del secretario de Casanello, Sebastián Bringas.
En el oficio específico que Bringas envía el 18 de abril al "Sr. Presidente de Artear SA", se detalla que en el marco de la causa 3017/13, caratulada "Fariña Jorge Leonardo y otro s/encubrimiento y otros", le pide "que por su intermedio solicite a la producción del programa televisivo Periodismo para todos conducido por Jorge Lanata, que se emite por Canal 13; que tenga a bien aportar al tribunal, en el plazo de 24 horas (conforme solicitara el Sr. Fiscal), la totalidad de las filmaciones completas y sin editar que registran las entrevistas de Jorge Leonardo Fariña y Federico Elaskar, que fueran expuestas en la emisión del día 14 de abril del año en curso, y toda otra filmación, material y/o documentación que tuvieran en su poder relacionada con los hechos que expusieran allí los nombrados". Concluye el texto destacando la "salvedad de todo aquello que pudiera afectar el secreto de las fuentes de información". Una fue una cámara oculta. La otra, una entrevista (ver columna de Eduardo Barcesat).
Un día después, el 19 de abril, el secretario Bringas certificó en un escrito qué "a las 18:00 hs. aproximadamente, recibí un llamado de quien dijo ser el Dr. Torres, perteneciente a la firma Artear SA, quien manifestó que el material solicitado a su empleador se encontraba a disposición del Tribunal". De inmediato, personal judicial fue a buscar el material, munido del "sello del juzgado, conforme lo solicitó el Dr. Torres. Se dio cumplimiento a lo ordenado y se retiró el material solicitado. Una vez de vuelta, a las 20:15 (…) me hicieron entrega de dos DVDs en cajas con carátulas en las que se lee ‘Artear –Archivo de Noticias– PPT parte 1’ y ‘Artear –Archivo de Noticias-parte 2’, junto con fotocopias simples firmadas por el Dr. Andrés Enrique Torres de un poder de Teegan Inc., a favor de Martín Antonio Báez en 5 fs., fotocopias simples de los documentos de constitución de Teegan Inc. (…) fotocopias de los estados contables de una cuenta corriente al 2/03/2011, con el membrete del banco Lombard Odier (…), fotocopia simple, rubricada por el Dr. Torres, de un certificado de acciones de la sociedad Teegan Inc, por U$S 50.000 a nombre de Martín Antonio Báez (…) Compulsé el contenido de los DVDs, y resultaron ser una copia, dividida en dos partes del programa PPT, de su edición del 14 de abril de 2013. Se deja constancia en este acto de que las entrevistas completas y sin editar de los imputados Fariña y Elaskar que se solicitaron en el oficio de la fecha 18 de abril de 2013 no han sido remitidas." 
La saga continuó el 3 de mayo último. Ese día, el juez Casanello requiere más medidas de prueba propuestas por el fiscal Marijuan. Por ejemplo, en el punto 5 de la requisitoria, se indica: "solicitar a la Dirección Nacional de Migraciones que informe las entradas y salidas del país de Lázaro Báez, Martín Báez, Daniel Rodolfo Pérez Gadín y Fabián Virgilio Rossi en el período 2011-2013". Rossi es el marido de Ileana Calabró, lo que condimentó con un poco más de farándula el escándalo. Fariña lo era de la modelo Karina Jelinek. El rating, agradecido. En el escrito del magistrado se pide información también a las Fuerzas Aéreas, a la Administración nacional de Aviación Civil, al BCRA, la IGJ, la AFIP, la UIF, a la firma Lonco Hue SA, al Banco de Galicia y, en su punto 9, su señoría requiere "a la firma Artear SA que por su intermedio solicite a la producción del programa televisivo Periodismo para todos (…) que tenga a bien aportar al tribunal la edición emitida el día 21 de abril del corriente año, junto con la totalidad de las filmaciones completas y sin editar que registraran las entrevistas de Federico Elaskar y Jorge Leonardo Fariña, así como toda la otra filmación, material y/o documentación que tuvieran en su poder, relacionada con el informe emitido los días 14 y 21 de abril." Ese mismo día, envían un escrito al director de la firma Artear SA con el pedido. En el texto ya se lee el cambio de carátula de la causa 3017/13: "Báez, Lázaro y otros s/encubrimiento".
Sigue.
El 15 de mayo, el Ministerio Público Fiscal vuelve a solicitar medidas de prueba al juez Casanello. En el punto 5 del escrito, el fiscal Marijuan indica: "Se solicita al presidente de Artear SA que remita todas las filmaciones y/o grabaciones, crudas y compaginadas del programa Periodismo para Todos emitido el domingo 5 de mayo y en particular el material correspondiente a la entrevista realizada a la señora Mirian Quiroga". Quiroga es la ex secretaria del ex presidente Kirchner (ver recuadro). 
Minutos antes de las 14, del 16 de mayo pasado, Marijuan solicita mediante otro oficio: que ante la eventualidad que los medios televisivos no hayan acompañado el material fílmico crudo y/o sin editar (…) solicito que se retire la medida con tal propósito y/o se arbitren los medios necesarios para la obtención de tales imágenes". 
Ese mismo día, Casanello hace lugar al pedido de la fiscalía, pero recuerda que (…) los crudos de las entrevistas (a Elaskar y Fariña), en cambio, no fueron remitidos a esta sede. Así las cosas, ante este nuevo pedido del fiscal, solicitaré la edición del programa PPT del domingo 12 de mayo pasado y, una vez más, se insistirá en reclamar las copias de los crudos de las entrevistas (…) En cuanto a la exhortación ‘a arbitrar los medios necesarios para la obtención de tales imágenes’ –según los términos empleados por el fiscal– si bien comparto la valoración acerca de su pertinencia y eventual utilidad, mantendré la posición originariamente asumida de evitar todo tipo de injerencia que pueda de algún modo interpretarse como una invasión a la protección constitucional de la fuente periodística. En suma, frente a una eventual respuesta negativa –expresa o tácita– operará el amparo constitucional de la reserva de las fuentes (…)", aclaró el magistrado. Notificó al fiscal y libró los oficios. 
Casanello apeló a "la buena voluntad" del magnettismo. Pidió "tenga a bien aportar al tribunal". Otra determinación judicial sumaría audiencia al escándalo.  «
 
 
El antecedente de miriam quiroga
Miriam Elizabeth Quiroga, la ex secretaria de documentación de la Casa Rosada que denunció en la pantalla de Canal 13 haber visto bolsos con mucho dinero también tuvo dificultades para ratificar esos comentarios en el estrado judicial. Convocada por la justicia para ratificar sus dichos, la ex locutora oficial del gobierno de Santa Cruz y ex directora de comunicación durante la presidencia de Néstor Kirchner no logró sostener lo expresado en el programa televisivo. 
Por caso, durante la entrevista en el programa PPT, Jorge Lanata le preguntó: "¿Esos bolsos, vos los veías en gobierno y adónde iban?" Quiroga respondió: "De ahí después los llevaba Daniel Muñoz (secretario de Kirchner) a Olivos y después a Santa Cruz." Ante la justicia, el 14 de mayo pasado, no hizo alusión a nada de esto. "Me parece cada vez más verosímil que esta famosa caja con plata en algún lugar puede estar –dijo Lanata–. ¿Puede ser verosímil o es un delirio? –le preguntó–." "Puede ser, puede ser", respondió Miriam. Una vez más, en sede judicial no dijo nada al respecto.
Le preguntó Lanata: "¿Lázaro y Néstor eran socios?" "No te lo puedo asegurar, pero sí." Ante la justicia no ratificó que hayan sido socios. Tampoco pudo confirmar ninguno de sus dichos en cámara.