martes, 4 de junio de 2013

LA TECNOLOGÍA COMO PUNTA DE LANZA DEL IMPERIO

Un cambio inteligente en la política iraní






La administración Obama ha hecho una modificación muy útil en su política hacia Irán levantando las sanciones a las empresas que quieren vender los teléfonos móviles, ordenadores portátiles, software de encriptación y otras tecnologías similares al pueblo iraní. Esto debería mejorar la capacidad de los iraníes para eludir la represión implacable de su gobierno sobre los disidentes para que puedan comunicarse entre sí y con el mundo exterior  sin represalias.



La decisión, anunciada por el Departamento de Estado y del Tesoro , es un viraje del enfoque general de la administración, que en cuatro años ha  aumentado  las sanciones en un esfuerzo por persuadir a Irán para que abandone su programa nuclear.
La administración Obama definitivamente no ha repudiado este viraje. Junto con la decisión de la tecnología, también anunció sanciones contra una compañía iraní, un organismo gubernamental, y cerca de 60 personas acusadas de violaciones de derechos humanos relacionadas con la represión política. Este viernes , por primera vez, se sancionó a ocho empresas petroquímicas iraníes, a una empresa con sede en Chipre y Ucrania, que están acusadas de tratar de evadir las sanciones a Irán.
Hay probabilidad de que haya más sanciones pero la decisión de permitir la exportación de tecnología en las comunicaciones personales sugiere la buena voluntad por parte de Washington de reducir la carga de las sanciones a los iraníes comunes. La directiva prohíbe específicamente ventas a entidades gubernamentales o comerciales.
Hasta ahora, las sanciones no lograron obligar a Irán a someterse a un acuerdo sobre su programa nuclear, ya que está avanzando firmemente hacia la capacidad de fabricación de bombas. Sin embargo, las sanciones han dañado gravemente la economía del país, y los iraníes comunes, no sólo el gobierno, están pagando el precio.
La decisión sobre tecnología, se produce dos semanas antes de las elecciones presidenciales de Irán. La intervención de los Estados Unidos en la política iraní apoyando las libertades políticas es una actitud que el gobierno de Obama no tuvo durante las elecciones de 2009. Esa elección fue denunciada como fraudulentas por la oposición iraní que, utilizando diversos servicios de redes sociales y sitios de Internet, protestaron durante meses, lo que desató a su vez una dura ofensiva gubernamental.
El impacto que podría tener en las elecciones presidenciales del 14 de junio no está claro. La mayoría de los líderes de la oposición permanecen bajo arresto domiciliario, encarcelados o silenciados. Por lo demás, sólo ocho candidatos, escogidos por el Consejo de Guardianes del estado, se les ha permitido competir en las presidenciales.
Puede haber retrasos en exportación de hardware, pero las actualizaciones de software y el acceso a la mensajería instantánea y otros programas en línea podría estar disponible rápidamente.
Esto debería haber sido hecho antes. Las tensiones existentes entre Irán y Estados Unidos - sobre Siria y el terrorismo, así como el programa nuclear - es casi seguro que van a empeorar, salvo algunas nuevas políticas inesperadas en Teherán. Pero los Estados Unidos estará en una posición más fuerte si se coloca del lado del  pueblo iraní.

 http://www.nytimes.com/2013/06/04/opinion/the-us-makes-a-smart-change-in-its-iran-policy.html?ref=opinion