martes, 28 de mayo de 2013

EL "MILICO DE RAFAELA" CANDIDATO DE BONFATTI


Un juez cuestionado

En materia de Justicia, el gobierno de Santa Fe es insistente. Al igual que lo intentó el entonces mandatario provincial y actual presidente del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, su sucesor, Antonio Bonfatti, incluyó como candidato a la Cámara Penal provincial, entre 38 pliegos con propuestas a diferentes cargos dentro del Poder Judicial, a Fernando Ferrer, un actual juez de Faltas que ejerció durante la última dictadura cívico-militar argentina. El flamante presidente de la Comisión de Acuerdos bicameral, el diputado por el Frente para la Victoria Luciano Busatto, adelantó que “una de las primeras cosas” que harán en la reunión del próximo jueves será rechazar el pliego de Ferrer. “Un juez de la dictadura no puede ser juez de la democracia”, declaró ante medios locales Busatto. Entre el 2 de mayo y la última semana, el gobierno socialista envió a la Legislatura provincial un total de 38 pliegos para que el cuerpo analice la designación de 11 jueces y 27 fiscales a estrenar cargo o funciones dentro del Poder Judicial. Entre tales propuestas figura la de Ferrer, actual juez de Faltas de la ciudad de Rafaela, a quien la grilla propuesta por el Ejecutivo santafesino ubica en la Cámara Penal de la provincia. El kirchnerismo lo acusa de haber “jurado funciones ante (el dictador Jorge Rafael) Videla” de la misma manera que lo acusó en 2009, cuando el entonces gobernador intentó la misma designación. Entonces, fue el Frente Progresista el que denunció tal precedente en la hoja de ruta del juez, para “frenar” su designación.
En tiempos de gestión de Binner, los 34 legisladores del Frente Progresista gobernante que integraban la Asamblea Legislativa provincial –los diputados del PJ se abstuvieron– rechazaron la candidatura de Ferrer al mismo puesto para el que lo propuso el gobierno de Bonfatti: camarista penal. El fundamento del rechazo fue el mismo que adelantó el viernes pasado Busatto: el “precedente” de Ferrer. Según las denuncias, en épocas de la dictadura cívico-militar, el cuestionado juez de Faltas fue ascendido, además de haber prestado juramento por el Estatuto del Proceso de Reorganización Nacional.
El “precedente” de Ferrer fue detectado en la Comisión Bicameral de Acuerdos durante la primera ocasión en la que el Ejecutivo provincial lo propuso como candidato a camarista penal. Sin embargo, Busatto asumió la presidencia de esa comisión en la misma semana en que el gobierno envió la última tanda de pliegos a la Legislatura para su aprobación.
“Vamos a debutar con 38 pliegos para dar acuerdos o no, en las próximas semanas”, informó a medios locales tras su asunción y detalló que ya tienen fecha los tres primeros encuentros de la comisión: el jueves 30 tratarán los primeros trece pliegos; el 6 de junio considerarán los quince que ingresaron el 10 de mayo y el 27 de junio, los últimos diez, que llegaron el viernes pasado. “Al pliego de Ferrer lo vamos rechazar y espero que sea por unanimidad”, advirtió.