miércoles, 29 de mayo de 2013

EL PS FUERA DEL FORO DE SAN PABLO

El Foro de San Pablo expulsó al partido socialista argentino por declaraciones de Hermes Binner


El foro, que agrupa a organizaciones progresistas y de izquierda de toda América latina, consideró motivo de expulsión las declaraciones de Binner sobre las elecciones en Venezuela y sobre la violencia desatada luego de los comicios.
El Partido Socialista (PS) de Argentina fue expulsado del Foro de San Pablo (FSP), que agrupa a organizaciones políticas progresistas y de izquierda de toda América latina, a causa de las declaraciones de su principal referente, Hermes Binner, criticando al chavismo, apoyando al candidato de oposición en los comicios venezolanos y responsabilizando “a los gobiernos populistas de la región” por las víctimas producidas tras las últimas elecciones en el país caribeño. La medida no tiene antecedentes en la historia del FSP y fue apoyada por todos los espacios que forman parte del foro, con excepción de Libres del Sur, socios políticos del socialismo en el Frente Amplio Progresista.
La iniciativa de excluir por primera vez a uno de los miembros del foro fue puesta en consideración por el secretario general del organismo, el brasileño Valter Pomar, a causa de las reiteradas definiciones de Binner respecto del proceso político venezolano. Todo comenzó poco después de la muerte del ex presidente Hugo Chávez, cuando el titular del PS manifestó en un programa televisivo que “hubiera votado por Capriles”, el candidato de unidad de la oposición venezolana, vinculado con la derecha de ese país.
La situación terminó de empeorar luego de los últimos comicios, que dieron ganador a Nicolás Maduro y desataron una ola de violencia por parte de simpatizantes de Capriles. Al comentar las consecuencias de esas acciones, que causaron varias víctimas fatales, además de heridos y daños materiales en salas de salud y comités políticos, Binner había considerado públicamente que “las muertes en Venezuela son consecuencia de estos gobiernos populistas”, en referencia al proceso bolivariano, pero también haciendo una comparación tácita con la situación local.
“Muchos de los miembros fundadores” del FSP “hoy son gobierno sin haber resignado sus principios, mientras que Binner se derechizó buscando respaldo en los sectores de derecha, tratando de convertirse en una opción electoral”, analizó la medida Oscar Laborde, representante para la Integración Económica Regional del Ministerio de Relaciones Exteriores y dirigente del Frente Transversal en Unidos y Organizados. Con esta decisión, destacó el diplomático, el foro “preserva su condición de progresista y de izquierda, rol que asumió desde su fundación, hace 23 años”.
El FSP está conformado por más de cincuenta organizaciones políticas de veintidós países distintos de América latina, incluyendo una docena que ejercen el gobierno, como el Partido dos Trabalhadores en Brasil, el Partido Socialista Unido de Venezuela, el Movimiento al Socialismo en Bolivia, el Frente Amplio en Uruguay, el Frente Farabundo Martí en El Salvador, el Partido Comunista de Cuba, Alianza PAIS en Ecuador y el Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua, entre otros.
En la Argentina, forman parte del foro varios integrantes del Frente para la Victoria (además del Frente Transversal participan el Frente Grande, el Partido Comunista, el Partido Humanista y el Partido Solidario) y otros que se encuentran en la oposición, como Libres del Sur y, hasta ayer, el Partido Socialista. El Partido Justicialista nunca participó, debido al recelo que le profesan algunos sectores de la izquierda latinoamericana al peronismo, pero en la última década, desde la asunción de Néstor Kirchner a la presidencia, ha habido un progresivo acercamiento.
“La separación de un partido por sus posicionamientos políticos no tiene antecedentes en el foro”, recordó Laborde, y destacó la importancia de la medida tomada por el organismo en vistas a fortalecer la alianza entre los espacios políticos progresistas en toda la región.